AGRUPACION DEPORTIVA CEUTA

sábado, 4 de mayo de 20130 comentarios




HISTORIA DEL CLUB:
1970 – 1980
Llegados a la temporada 69/70 la ciudad norteafricana cuenta con dos clubs en Tercera División,  el Club Atlético Ceuta y la  S.D. Unión África Ceutí, este último fundado en 1939, dándose la circunstancia de que la RFEF acaba de anunciar su intención de reducir la categoría para la campaña venidera 70/71 pasándose de los ocho grupos existentes a tan solo cuatro. Esta decisión supone que la mitad de los clubs han de descender a Regional y que para poder evitarlo sus opciones pasan inevitablemente por quedar clasificados entre los ocho primeros. Ambas sociedades se presentan al campeonato con plantillas exentas de calidad y alcanzado diciembre de 1969 la tendencia mostrada les dirige al descenso, una situación que no gusta entre la afición local quien teme quedarse privada de fútbol en Categoría Nacional.
José Benoliel, alma Mater del fútbol ceutí y hombre muy avispado, emprende durante ese mismo mes conversaciones con el vecino S.D. Unión África Ceutí para estudiar qué posibilidades tiene el fútbol caballa de salir airoso de tan difícil panorama, tras lo cual se llega a la conclusión que lo mejor es crear entre ambos un nuevo club y nutrirlo con lo mejor de los dos, pero sin perder su identidad ni actividad, de modo que sea potencializado al máximo con el objetivo de proclamarse campeón de Primera Regional y consiga ascender a Tercera División. Pronto se llega al acuerdo y el 14 de febrero de 1970 es inscrita la Agrupación Deportiva Ceuta en la Federación Norteafricana, teniendo el Estadio Alfonso Murube como sede, siendo elegido como color titular el blanco para camisa y pantalón, mientras Cristóbal De la Torre Mora figura como primer presidente.
Ambas entidades, Club Atlético Ceuta y S.D. Unión África Ceutí, decimoquinto y decimonoveno respectivamente, terminan descendiendo a Primera Regional al término de la sesión 69/70, concluyendo la Agrupación Deportiva Ceuta Campeón del grupo de Ceuta en el breve campeonato regional previo a la nueva temporada. Para alcanzar la reformada Tercera División sólo queda un paso, eliminar al C.D. Schweppes Industrial que es el Campeón del grupo de Melilla. En la eliminatoria que les enfrenta se resuelven ambos encuentros con empate, pero con el hecho de que el club melillense abandona el terreno de juego al ser castigado con un penalti. Esta decisión conlleva a la Federación Norteafricana a declarar ascendida a la sociedad ceutí, quien durante el verano confecciona una plantilla para tal logro. Sin embargo no acaba aquí la historia y en septiembre la RFEF decide efectuar un tercer encuentro de desempate al no ver las cosas claras, decisión que ocasiona la dimisión en bloque de la directiva federativa territorial quien finalmente accede a tal solución imponiéndose los ceutíes en el terreno de juego.
Tras el ascenso a Tercera División los clubs protagonistas en la confección del nuevo club quedan confinados a Regional, pasando su futuro por ser entidades de aficionados y dedicarse en pleno a fomentar la base futbolística local.  El club caballa recién nacido debuta en Tercera División durante la campaña 70/71 estrenándose con un sexto puesto en Liga, yendo a menos en las temporadas siguientes y temiéndose incluso por la pérdida de categoría en la sesión 73/74 pues termina decimoquinto y ha de defender su plaza ante el aspirante S.D. Compostela; 1-0 en Santiago y 2-0 en casa.
Tras el susto deportivo, en el verano de 1974 se fichan nuevos jugadores y se confecciona una plantilla con más garantías que resulta octava, mejorando en la siguiente edición 75/76 al ser sexta. La ambición del conjunto ceutí no se detiene aquí y en la temporada 76/77, tras realizar un sprint final muy disputado con Ag.D. Almería y Linares C.F., obtiene la segunda plaza. Este puesto que con el anterior sistema le hubiese permitido promocionar, en cambio le proporciona el ascenso a una nueva categoría, la Segunda División B, estrenándose en esta con gran éxito al resultar tercero en la campaña 77/78. El club ceutí, ilusionado por su proyección, se traza como objetivo el ascenso de categoría y en la temporada 78/79 casi lo consigue ya que es tercero empatado a puntos con el Club Gimnástico de Tarragona y escapándose el ascenso por el gol average desfavorable. En el transcurso del verano de 1979 se adquieren nuevos futbolistas que den un salto de calidad en la plantilla, manteniéndose muy fuerte en casa y consiguiendo en un emocionante final de Liga ocupar la segunda plaza que les permite ascender directamente a Segunda División, un sueño con el cual no contaban apenas unos años antes.
1980 – 1990
El debut en Segunda División se realiza en la temporada 80/81 en un Alfonso Murube que domimngo tras domingo llena el estadio. Gracias al apoyo de su afición pocos puntos marchan de Ceuta, pero a domicilio el conjunto norteafricano experimenta la cara adversa de la moneda puntuando tan solo en dos salidas saldadas con empate. Este poco bagaje hace que ocupe el vigésimo puesto y quede colista a escasos seis puntos de la permanencia, descendiendo a Segunda División B.
En esta categoría intenta en su primera campaña 81/82 retornar a la recién perdida, ocupando sin éxito el quinto puesto. Desmoralizado y con la consiguiente renovación de efectivos, el equipo pierde enteros y en las campañas siguientes pasa a un segundo plano ocupando puestos en mitad de la clasificación. En la temporada 85/86 durante gran parte del torneo ocupa las primeras plazas pero al final en un campeonato muy igualado es cuarto y se le escapan todas las posibilidades de ascender. La venta de algunas de sus piezas angulares produce que el nivel de la plantilla decaiga bastante en la siguiente sesión 86/87, siendo relegado al decimonoveno puesto en una temporada horrible en la que participa en un grupo único de Segunda División B y en la que se salva de un descenso seguro gracias a la ampliación de la categoría a cuatro grupos con ochenta sociedades. En la sesión 87/88 debuta en el Grupo IV de Segunda División B tras la reestructuración a la que ha sido sometida la categoría gracias a las innumerables quejas que la RFEF recibe por parte de los clubs, jugando en un grupo con un nivel más asequible a sus posibilidades en el que finaliza quinto.
No obstante las inquietudes de la Agrupación Deportiva Ceuta no aminoran y en la campaña 88/89 se lleva a cabo un gran torneo en el que son segundos tras el Levante U.D. con el que mantienen un intenso pulso durante todo el campeonato, en gran parte debido a su gran defensa y a su portero Manolo, quien bate el record de imbatibilidad. Después de tanto esfuerzo el premio es para los valencianos quienes ascienden al ser campeones. En la sesión 89/90 son quintos pese a disponer de una buena plantilla, pero los problemas económicos son acuciantes ante el dispendio soportado para luchar por el ascenso.
1990 – 1991
Solventados inicialmente los inconvenientes financieros, el club compite con aparente normalidad comenzada la temporada 90/91, presentándose a mitad de campaña los primeros impagos en las nóminas de los jugadores y no haciéndose efectivos una vez terminada, con lo cual el club es denunciado por parte de la plantilla. Después de deportivamente haber sido séptimo, el club norteafricano no puede sufragar los emolumentos de su principal activo deportivo y es descendido administrativamente a Tercera División, una decisión que acelera el desmoramiento de la entidad y su desaparición en el verano de 1991 al verse la sociedad incapaz de seguir en el cuarto nivel donde no puede hacer apenas taquilla y más teniendo en cuenta que el Club Atlético Ceuta, uno de sus dos principales promotores,  acaba de ascender a esa misma categoría.
Texto: Vicent Masià © 2009
Share this article :

Blogroll

Seguidores

ceuta

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. LA FUTBOLERIA - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger