CLUB ATLETICO CEUTA

lunes, 29 de abril de 20130 comentarios




HISTORIA DEL CLUB:
1956 – 1960
Cuando en el verano de 1956 la S.D. Ceuta se había proclamado Campeón de Tercera División y disputado ya la Fase de Ascenso a Segunda División, con escaso éxito por cierto, el futuro de la entidad quedaba en el aire. El año 1956 era según resolución de la ONU, la fecha en la que Marruecos debía de constituirse como estado independiente a resultas de unir los dos Protectorados, francés y español, en uno solo. El día 2 de marzo era el designado y durante la campaña 55/56 el Club Atlético de Tetuán ya era sabedor de que al final debería desaparecer ó fusionarse con otro club español para garantizar la continuidad de su patrimonio, sobre todo la plantilla profesional.
Terminándose la temporada los directivos de origen español, liderados por el presidente Julio Parrés, iniciaron contactos con varios clubs del sur peninsular y de las ciudades soberanas de Ceuta y Melilla con el ánimo puesto en realizar una fusión y aportar buenos jugadores que en aquel año habían militado en Segunda División, todo que la liquidación absoluta era descartada. Los candidatos se reducían a S.D. Ceuta, U.D. Melilla, S.D. Unión África Ceutí, Algeciras C.F. y Real Balompédica Linense, siendo el favorito la S.D. Ceuta por su proximidad geográfica.
La fusión, fuese con quien fuese, contaba de inicio con el beneplácito de la por entonces Federación Hispano-Marroquí y sobre todo de la RFEF siempre y cuando se emplazase en suelo español, puesto que lo que se pretendía era asegurar que se llevase a cabo pese a vulnerar el artículo 48 del reglamento federativo que sólo permitía la fusión entre clubs de una misma localidad. La ocasión, por su carácter extraordinario, bien merecía un esfuerzo adicional dejándose de lado tal artículo, siendo finalmente la S.D. Ceuta la elegida por sus aspiraciones de acceder a una categoría superior, su estructura y en especial su proximidad geográfica respecto a Tetuán.
Puestas las cartas sobre la mesa se confeccionó una comisión entre ambas juntas directivas de la cual José Benoliel, presidente del conjunto ceutí, era su máximo consignatario. Benoliel precisó que ambos clubs debían de disolverse respectivamente para llegar impolutos al nuevo club, accediendo Parrés quien tuvo que desprenderse de algunas figuras para satisfacer la deuda de medio millón de pesetas que arrastraba. El 9 de julio de 1956, tras múltiples reuniones y habiéndose extinguido previamente los dos, ambos dirigentes llegaron al acuerdo de fusionarse en una nueva entidad, el Club Atlético de Ceuta, el cual emplearía como colores camisa rojiblanca con pantalón y medias blancos, utilizando el Estadio Alfonso Murube de la plaza ceutí como sede y permutando ligeramente el escudo de la desaparecida S.D. Ceuta, aunque Parrés posteriormente manifestaría que le hubiese gustado incluir a la S.D. Unión África Ceutí en la fusión por su apreciable cantera y que no estaba del todo de acuerdo con los métodos empleados por Benoliel. De esta forma la ciudad de Ceuta contaba de nuevo con un representante en Segunda División, debutando en la temporada 56/57 con un octavo puesto en Liga. En los años sucesivos que cierran la década de los años cincuenta el club consigue mantenerse sin problemas en la categoría de plata, presentando una leve mejoría a lo largo de la postrera campaña 59/60 al finalizar octavo.
1960 – 1970
La temporada 60/61 merece atención aparte dado que fue la mejor sin duda en la historia del equipo caballa, capaz de auparse hasta el segundo puesto en Liga y tan solo superado por el C.D Tenerife. La Segunda División estaba por entonces subdividida en dos grupos, con lo cual ascendía a Primera División el Campeón de cada uno de los grupos y los subcampeones disputaban una plaza en la categoría de honor enfrentándose en una eliminatoria a doble encuentro con un club de superior categoría. Al Club Atlético Ceuta le tocó enfrentarse como rival el Elche C.F. al que derrotó en casa por 1-0, siendo posteriormente derrotado en la ciudad valenciana por 4-0 y diluyéndose con ello sus esperanzas de ascender a Primera División.
La gran campaña realizada por los rojiblancos no pasó desapercibida por otros clubs y gran parte de sus jugadores ingresaron en grandes clubs quedando casi desmantelado el cuadro caballa. Fruto de ello la temporada siguiente 61/62 fue un desastre y el club sucumbió a Tercera División tras ser decimoquinto. En aquellos años Ceuta era una pujante ciudad bastante comercial y gracias a su ímpetu no le costó demasiado esfuerzo armar una nueva plantilla con la que intentar asaltar la categoría de plata. En la campaña 62/63 se proclamaron Campeones de su grupo y como premio pasaron a disputar la Fase de Ascenso. En esta eliminaron en semifinales al Baracaldo C.F.; 4-0 en el Alfonso Murube y 2-0 en la ciudad vizcaína, mientras en la Final consiguieron imponerse al Calvo Sotelo C.F.; 3-0 en casa y derrota por 1-0 en Puertollano, ascendiendo a Segunda División. El reingreso en la categoría de plata fue bastante duro y hasta el final de temporada anduvo peligrando su continuidad. Una vez terminada fue decimocuarto, teniendo que disputar una Fase de Permanencia para defender su plaza. En esta se enfrentó al C.D. Cartagena resultando vencedor al empatar 1-1 en El Almarjal cartaginense e imponerse 2-0 en el Alfonso Murube.
Tras la llegada de algunos refuerzos la campaña 64/65 resultó mucho mejor de lo que se esperaba en un principio y el conjunto rojiblanco se encaramó hasta el quinto puesto mostrándose bastante fuerte en casa. La temporada 65/66 fue en cambio otro cantar debido a la marcha de algunas de sus figuras. El Campeonato fue duro y lleno de obstáculos finalizando en decimocuarto puesto. Tal y como había sucedido dos campañas antes, el Club Atlético Ceuta debía defender con uñas y dientes su plaza en Segunda División frente a un aspirante procedente de Tercera División. En esta ocasión el rival era el C.D. Calvo Sotelo, quien se impuso 4-2 en la localidad turolense de Andorra, ganando los ceutíes por un contundente 6-1 en el partido de vuelta.
En la temporada 66/67 volvieron a ocupar puesto de Promoción al ser decimoterceros, encontrándose como rival al Real Unión Club, de Irún; 2-2 en la ciudad fronteriza y 2-0 en casa resolvieron la eliminatoria a favor de los caballas. La campaña 67/68 se mostraba de partida diferente en comparación con las hasta anteriormente disputadas por cuanto era la última en la cual el Campeonato de Segunda División se disputaba bajo el formato de dos grupos separados. La RFEF estableció que para la siguiente edición 68/69 sólo habría un grupo único con lo cual reglamentó para cada subgrupo que el Campeón ascendería directamente a Primera División, el subcampeón promocionaría, el séptimo y octavo deberían defender su plaza en la categoría mediante Promoción y los clasificados entre el noveno y decimosexto puesto descenderían a Tercera División. El conjunto caballa luchó denodadamente para quedar entre los seis primeros pero un solo punto les distanció de tal objetivo finalizando séptimos. En la Promoción de Permanencia se enfrentaron al Jerez Industrial C.F. con el que empataron ambos encuentros de la eliminatoria; 0-0 en Jerez de la Frontera y 1-1 en el Alfonso Murube. Se precisaba de un tercer encuentro y este se celebró en Cádiz resultando favorable a los jerezanos quienes se impusieron por 0-1.
El conjunto ceutí volvía a Tercera División tras cinco temporadas consecutivas en la categoría de plata y desde entonces su camino ha ido menguando hasta las fechas actuales. En la temporada 68/69 realiza un aceptable torneo y queda en cuarto puesto, pero en la temporada 69/70 le sorprende una nueva reestructuración de la categoría, en este caso la Tercera División que debe quedar reducida a cuatro grupos para la sesión 70/71. El club caballa es decimoquinto y no supera el corte establecido por la RFEF, descendiendo a Regional.
1970 – 1980
A partir de este descenso la vida del club sufre un cambio radical y entra en una profunda crisis social, económica y deportiva que lo hunden en lo más profundo. El equipo de aficionados, hasta la fecha en Regional, no puede ser soportado monetariamente por el club y se fusiona con las categorías inferiores de la S.D. Unión Africa Ceutí, otro club en crisis, dando lugar a la Agrupación Deportiva Ceuta en 1970 con el cual se pretende devolver a Ceuta a categorías superiores. La primera plantilla del Club Atlético Ceuta pierde calidad y la entidad permanece durante siete largas temporadas en Regional hasta el término de la campaña 76/77 en la que asciende a la remodelada Tercera División. En esta categoría producto de su endeblez financiera queda vigésimo y último con tan solo cuatro victorias, descendiendo nuevamente a Regional.
1980 – 1990
Si los años setenta son duros peor resultan los ochenta, pues clubs como la poderosa Agrupación Deportiva Ceuta o modestos como el C.D. O’Donnell, la S.D. Unión Africa Ceutí, la S.D. Imperio de Ceuta, el C.D. Miramar y el Club Racing de Ceuta le suponen una dura competencia a la hora de confeccionar buenas plantillas dentro de su propio marco geográfico. Han de esperar a la edición 89/90 para reencontrarse con la Tercera División y su papel es de comparsa, con una plantilla muy ajustada y exenta de calidad que termina con tres victorias y cinco empates, descendiendo por la vía rápida a Regional.
1990 – 2000
En los años noventa consigue resurgir un tanto de su largo letargo de dos décadas y en la campaña 90/91 vuelve a ascender a Tercera División. Como en anteriores ocasiones su presencia es efímera y cuatro victorias y diez empates le conducen a Regional. En la campaña 92/93 la directiva decide cambiar de nombre al club y pasan a ser conocidos como Ceuta Atlético Club, consiguiendo ascender una vez más y presentarse en la temporada 93/94 con Paco López Cervantes de presidente. Jaco Zafrani primero y Paco Conejo después conducen al club al quinto puesto no promocionando a Segunda División B por escaso margen. En la edición 94/95 vuelve a su anterior denominación de Club Atlético de Ceuta, mientras que los malos resultados se instalan en el club y este desciende a Regional tras ser vigésimo con nueve victorias y seis empates.
2000 – 2010
Volverán a pasar muchos años, hasta once temporadas, hasta que el Club Atlético Ceuta regrese a Categoría Nacional, en esta ocasión bajo la tutela de Pepe Ríos con el récord de 24 victorias a favor, todos sus encuentros. El conjunto caballa, pese a trabajar duramente en los despachos, no consigue reunir a una plantilla durante la campaña 06/07 que le asegure la permanencia y al final son decimoctavos descendiendo a Regional. En la actualidad el Club Atlético Ceuta esta inactivo y su presidente, Pepe Ríos, en espera de que lleguen tiempos mejores en los que pueda seguir compitiendo y preste de nuevo un servicio a su castigada afición, antojándose que bien pudiera acabar desapareciendo este histórico club con once presencias acumuladas en Segunda División.
Texto: Vicent Masià © 2009
Share this article :

Blogroll

Seguidores

ceuta

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. LA FUTBOLERIA - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger